Sermón del centenario de la obra bautista del Pacífico de Nicaragua


Carlos Manuel Villagra Morales

Presentación

A continuación publicamos la “reflexión bíblica-histórica” del reverendo Carlos Villagra, pastor de la Primera Iglesia Bautista de Rivas (PIB-Rivas), expuesta en el servicio litúrgico especial ante una asamblea a nivel nacional con el objetivo de celebrar el centenario de la obra Bautista en el Pacífico de Nicaragua, realizada en el colegio Bautista de Managua, el día domingo 26 de marzo de 2017. El editor. Sergio Espinoza H.

Génesis, estructuración, avance y estado actual de la obra bautista en el Pacífico de Nicaragua

Carlos Manuel Villagra Morales

Reverendo Carlos Villagra, pastor de la Primera Iglesia Bautista de Rivas (PIB-Rivas)

Introducción

En esta mañana pletórica de alegría y gratitud a Dios, el pueblo bautista de Nicaragua, no solamente de la región del Pacífico, sino también de la costa Caribe de nuestro país; marca un hito en la historia de la iglesia en esta tierra de lagos y volcanes, de músicos y poetas, del vigorón y el rondón, de la chica de maíz y del guabul; al arribar al primer Centenario de la proclamación del “Evangelio de Jesucristo el Hijo de Dios”.

Cuando hacemos referencia a la iglesia en términos generales, vienen a nuestra memoria unas similitudes o analogías que de manera magistral y perfecta, el apóstol de los gentiles describe en algunas de sus cartas “como una estructura anatómica”, es decir, como las diferentes partes del cuerpo o como un edificio.

Sin embargo, en esta ocasión trascendental en la que celebramos diez décadas, que equivalen 36,500 días, queremos referirnos a la iglesia desde una perspectiva historiográfica, dicho en otras palabras, desde un punto de vista de su evolución a través de ciertos acontecimientos históricos de gran relevancia; trato de hacer una síntesis de la síntesis.

  1. Génesis de la iglesia (Mt. 16:16-18)

Al analizar detenidamente lo que la palabra de Dios nos enseña, nos damos cuenta que la Iglesia tiene su origen en una confesión estupenda y maravillosa, que es exactamente la que manifestó un hombre impulsivo y violento como lo fue San Pedro, cuando Jesús se sometió a un escrutinio, es decir, a un examen público: “Respondiendo Simón Pedro,  dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”.

Es esa iglesia, esa congregación, esa asamblea que está fundamentada sobre la “roca inconmovible de los siglos”, es decir, Jesucristo, de la que somos herederos los bautistas. Ese respaldo, esa fuerza nos ha permitido ser portadores del mensaje de salvación en medio de una serie de adversidades, persecuciones, tribulaciones, etc. Por esa razón: “en las luchas y en las pruebas, la iglesia sigue caminando y sólo se detiene para predicar”.

¿Cómo fue la génesis de la obra bautista en Nicaragua?

Como resultado de la gran labor apostólica y en obediencia a la “Gran Comisión”, de generación en generación, hace 165 años, es decir en el año 1852 llegó hasta nosotros el misionero bautista de origen inglés Edward Kelly, procedente de Belice, quien organizó la Primera Iglesia Bautista en la región del Caribe de Nicaragua, y fue precisamente en Corn Island, cuyo nombre es “Ebenezer”.

Managua

Después de una ardua y tesonera labor misionera de los pioneros del evangelio como el italo-uruguayo Rev. Francisco Penzoti, Miss Eleanore Blakcmore, Rev. David Wilson, y su esposa Lizzie, Alfredo Benjamín de Ross, Candelaria Bermúdez (primera mujer que aceptó el evangelio), Salvador Avilés, Braulio Galín, Manuel Ledezma, Rev. José Mendoza y el misionero Arnoldo Messmer, en el año 1917, se organizó la Primera Iglesia Bautista en el Pacífico de Nicaragua y fue exactamente en la ciudad capital, Managua.

Cinco primeras

En medio de una férrea y violenta persecución generada por turbas de inicuos e ignorantes, la obra Bautista continuó extendiéndose a Masaya, Diriamba, León, Rivas y Masatepe. La expansión del evangelio siguió su marcha por los cuatro puntos cardinales de nuestra geografía nacional.

2.- Estructuración de la Iglesia  (Mt. 10:1s)

La primera Iglesia que se conoce en la historia de humanidad, fue integrada por 13 miembros,  Jesús que fue enviado por su Padre y los 12 que fueron llamados por Jesús. Estos doce discípulos, después de ser instruidos (educados) por el Maestro de Galilea, ya formados como un fuerte movimiento, fueron enviados como apóstoles a enseñar, predicar, sanar, discipular, bautizar, etc. Y toda esta gran misión se desarrolló en circunstancias adversas y de alto riesgo, en un mundo hostil, dominado y controlado  por uno de los imperios más feroces y crueles sobre la faz de la tierra, como lo fue el imperio romano.

¿Cómo se estructuró la obra Bautista en el Pacífico de Nicaragua?

Después de veinte años de una tesonera e incansable labor de los pioneros del evangelio en nuestro país, algunos de ellos ya mencionados, en el año de 1937 en la ciudad de Managua, se organizó legalmente lo que antes se llamó Convención Nacional de Iglesias Bautista y que a partir del 3 de marzo de 1947, quedó constituida como Convención Bautista de Nicaragua, según publicación en la Gaceta Diario Oficial No.67, del 26 de marzo de 1947, según decreto No.234.

Esto pone en evidencia la legalidad y legitimidad de una de las organizaciones más serias, establecidas y responsables de nuestro país, pues procuramos responder a lo que nos dice Romanos 13:1, “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hoy, por Dios han sido establecidas”. Y también, tratamos de ser coherentes con lo que San Pablo escribe a los hermanos de la iglesia de Corinto y de Nicaragua: “pero hágase todo decentemente y con orden” (I Cor. 14:40).

3.- Avance de la Iglesia  (Hch. 5:14)

“Y los que creían en el Señor aumentaban más, gran número así de hombre como de mujeres”.

De acuerdo a lo que nos relata el segundo tomo del libro de San Lucas, es decir, los Hechos de los Apóstoles o del Espíritu Santo,  la segunda iglesia conocida como apostólica, integrada por 120 miembros en el Día de Pentecostés, recibió el Espíritu Santo para cumplir la misión (ser testigos), que de acuerdo con Hch. 1:8 fue y es de carácter transnacional, porque ha sobrepasado todas las fronteras y los límites geográficos. De tal manera que, los cristianos podemos decir que la globalización surgió con la predicación del evangelio y no con la planetarización del mercado. Esta iglesia incipiente, naciente, pero muy fortalecida en su fe, con el poder del Espíritu de Dios venció todos los obstáculos y poco a poco con paso firme logró consolidarse.

¿Cómo avanzó la Convención Bautista de Nicaragua?

Tratando de ser consecuente con la inspiración de la iglesia primitiva, de igual manera la Convención Bautista de Nicaragua, logró progresar con el poder del Espíritu Santo, con el trabajo pertinaz y el esfuerzo constante de aquellos hombres y mujeres comprometidos con la causa del Reino de Dios en esta tierra, quienes arriesgaron sus vidas propagaron el evangelio por toda nuestra patria Nicaragua. A pesar que las circunstancias no eran nada satisfactorias para la extensión del Evangelio, al organizarse lo que en aquel entonces se conoció como Convención Nacional de Iglesias Bautistas de Nicaragua, en el año 1937, fue constituida por seis iglesias, al cumplir 25 años, es decir, en sus “Bodas de Plata” en el año 1942, había 14 iglesias. Continuó desarrollándose en medio de todas las vicisitudes de la historia y al arribar al Primer Centenario, somos alrededor de 290 iglesias y unos 280 campos misioneros proclamando el mensaje de la Palabra de Dios.

Iglesia Post-Apostólica

Como resultado del ímpetu de la Iglesia Apostólica (no denominacional), surgió lo que podríamos llamar la Iglesia Post-Apostólica, es decir, la iglesia que se extendió desde Jerusalén hasta Patmos y de Patmos, hasta nuestros días y en esta tercera y última etapa, hasta la segunda venida de Cristo, la Iglesia Post-Apostólica tiene la inmensa e insoslayable labor de ser la continuadora del Reino de Dios en esta tierra, además de asumir todas las responsabilidades asignadas a las primeras: La Pre-Apostólica y la Post-Apostólica.

“Los ángeles no son enviados a cambiar un mundo de dolor por un mundo de paz, me ha tocado a mí hacerlo realidad. Ayúdame Señor hacer tu voluntad”. Reza el estribillo: “Enviado soy de Dios”. Somos muchos los enviados de Dios, sin embargo es justo y necesario recordar con gratitud y profunda satisfacción a aquellos hombres y mujeres que “pelearon la buena batalla, acabaron la carrera y guardaron la fe”, en circunstancias sumamente difíciles en los albores de la CBN, como el Dr. y Rev. Arturo Parajón Chacón, Rev. Pastor Pérez Páez, Rev. Agustín Ruiz Velázquez, Rev. Eugenio Zamora Centeno, Rev. Heriberto Vázquez Herrera, Rev. Longworth Downs, Don Francisco N. Fuentes, Rev. Oscar Espino Zúniga, Don Arsenio Téllez Gutiérrez, Rev. José Antonio Corea, Dr. y Ex-Sacerdote José María Ruiz Collado, Rev. Rolando Gutiérrez (padre), Don Moisés García,  Rev. Pastor Gutiérrez, Rev. Emilio Ortega, Rev. Regino González, Rev. Rolando Gutiérrez Cortez y otras pléyades de siervos y siervas “que fueron tenidos por fieles en el ministerio”, pero por razones de tiempo no les he mencionado, pero lo más valioso de todo, es que “están inscrito en el libro de la vida”.

Obras

Con gratitud profunda al Rey de reyes y Señor de señores, la Convención Bautista de Nicaragua, en estos cien años de presencia en el Pacífico de nuestro país, y en esta tercera etapa, es decir, en la Post-Apostólica, ha logrado adquirir plena conciencia de lo que significa la educación, la predicación y la sanidad, procura actuar de acuerdo con los tres ejes fundamentales del ministerio de Jesús, según Mt. 4:23 y 9:35, lo que la ha impulsado a empeñarse para desarrollar con el respaldo del Espíritu Santo, una vehemente y tesonera labor por medio de las iglesias e instituciones como el Colegio Bautista, el Hospital Bautista, el Seminario Teológico Bautista, la Escuela Bautista de Enfermería, el Hogar Senil Bautista, YNOL Radio “Ondas de Luz”, Clínica “El Buen Samaritano”, Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), Programa de Vacunación y Desarrollo Comunal Provadenic, Asociación Cristiana de Educación y Desarrollo Alfalit, Consejo de Iglesias Pro-Alianza Denominacional (Cepad), Centro Bautista de Servicio Social, Fundación Amós Salud y Esperanza. Además, organizaciones nacionales que respaldan el trabajo convencional como: Usmifeban, Ufepban, Usojobanic, Alianza Ministerial Bautista. Y comisiones nacionales como: Educación Cristiana, Evangelización y Misiones, Relaciones Ministeriales, Servicio Cristiano, Mayordomía y Finanzas, Planificación, Evaluación y Desarrollo, Recursos Humanos y las que se puedan establecer en el futuro.

4.- Estado Actual de la Iglesia

Polibio, famoso historiador griego del siglo II a.C. dijo: “Conviene al historiador acreditar que para él no hay nada superior a la verdad”.

Y el historiador y médico amado Lucas, escribe lo siguiente: “Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas”… (Lc.1:1).

Voz profética

La Historia Universal está comprendida en cuatro grandes estadio o edades y nunca antes se había experimentado una etapa tan vertiginosa y agitada como la que se ha vivido después de la II Guerra Mundial (1939-1945), hasta nuestros días, llegando actualmente a lo que se conoce como la Post-Modernidad o “Crisis de la Civilización”, que se caracteriza por el hedonismo (placer mundano), el individualismo y el narcisismo (amor excesivo y enfermizo por sí mismo). Pero para la honra y la gloria del Señor, en todas las edades de la historia de la humanidad, la Iglesia de Jesucristo ha levantado su voz profética.

En la Edad Antigua, la voz profética de la Iglesia se dejó sentir a través de los Apóstoles. En la Edad Media, esa misma voz se escuchó en los Pre-Reformadores y los Reformadores. En la Edad Moderna, esa voz se pudo sentir en los grandes Movimientos Evangélicos de tradición histórica con trasfondo en la Reforma Protestante del siglo XVI. En la Edad Contemporánea, nos encontramos con voces proféticas de gran impacto como la del Pastor y Teólogo alemán Dietrich Bonhoeffer, asesinado por Adolfo Hitler. Y la de los Pastores Bautistas, como el Rev. Y Dr. Martin Luther King y el Rev. Ralf Albernaty, defensores de los Derecho Civiles de los ciudadanos de color en los Estados Unidos de Norteamérica.

Nicaragua

Los bautistas de Nicaragua, no podíamos ni podemos ser la excepción, pues el estado actual de la CBN, es producto de la fuerza y el valor que el Señor de la historia nos imprime en estos veinte lustros de presencia en el Pacífico de nuestro país.

En ese sentido podemos decir, que la voz profética de los bautistas se ha manifestado de manera evidente a través de “El Gran Águila Poder Dominante”, como lo fue el Dr. y Rev. Gustavo Adolfo Parajón Domínguez, llamado “Comandante de la Paz”, por su protagonismo providencial y oportuno en los momentos más críticos de la guerra civil en la década de los ochenta.

Además, el 13 de mayo de 1994, por acuerdo unánime de la Quincuagésima Octava Asamblea Anual de CBN, se le dirigió una carta a la Sra. Violeta Barrios de Chamorro, Presidenta de la República de Nicaragua, en la que los bautistas expresamos nuestro rechazo a las pretensiones del Sr. Humberto Belli Pereira, Ministro de Educación de aquel entonces, quien con una mentalidad pre-conciliar, ultraconservadora y vetusta, pretendía abolir la educación laica en Nicaragua, lo que atentaba flagrantemente contra los postulados de nuestra Carta Magna.

Credo

Los bautistas de la CBN, “no somos de los que retrocedemos para perdición, sino de los que tenemos fe para preservación del alma” (Heb.10:39). Además, por esa misma fuerza que el Dios de los profetas y los apóstoles nos ha dado, continuamos enarbolando el estandarte de “el Señorío de Cristo”. Consideramos “la Biblia como única norma de fe y conducta”. Asumimos con minuciosidad “el libre examen de las escrituras”. Respetamos “la libertad de conciencia”. Creemos firmemente en “la iglesia formada por personas regeneradas y bautizadas”. Practicamos “el sacerdocio de todos los creyentes”. Nos sujetamos a “la autonomía de la iglesia local”. Aceptamos y proclamamos “la separación de la iglesia del estado”.

La Convención Bautista de Nicaragua en su estado actual, conserva y observa los ocho principios ya referidos y sustentados en la palabra de Dios y las principales doctrinas bíblicas en las cuales se fundamentas nuestra identidad y nuestra fe cristiana.

Dichas doctrinas son las siguientes: Dios, Jesucristo, el Espíritu Santo, la Trinidad, el hombre, el pecado, la salvación, las ordenanzas (bautismo y santa cena), la segunda venida de Cristo, el juicio final y la vida eterna. También creemos en los milagros, la sanidad divina y los dones del Espíritu Santo.

Otras particularidades que nos caracterizan a los bautistas de la CBN, es que nos definimos como bíblicos, proféticos, ecuménicos, beligerantes, compasivos, pragmáticos, eclécticos, críticos, analíticos, inquisitivos, contestatarios, etc.

Conclusión

Asistieron unos dos mil bautistas de todo el país.

Por último, los bautistas de la CBN, procuramos con el respaldo del Altísimo y del Espíritu Santo, continuar siendo sal y luz en medio de un mundo que está por colapsar por el horror de la guerra, la violencia, la mentira, el odio, la hipocresía, enajenado por el uso irracional de la tecnología, el culto a Mammón, el dios de las riquezas, la adoración a Baco, el dios de las bebidas embriagantes, el culto exagerado a Momo, el dios de la mofa y el relajo, el consumismo monstruoso, el secularismo demoníaco, es decir, la renuncia a la realidad espiritual y trascendente, la legalización del pecado, donde los valores éticos, estéticos y místicos, han sido lanzados al canasto de la basura.

Por eso y otras cosas más, oh amados hermanos y hermanas, “No vivamos ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambiemos de manera ser y de pensar. Así podremos saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto” (Ro. 12:2. BPT-LA).

Anuncios

Un pensamiento en “Sermón del centenario de la obra bautista del Pacífico de Nicaragua

  1. Poderoso, ilustrativo e insipracional mensaje. Se puede captar a través de él la voz y la personalidad de nuestro apreciado hermano Carlos Villagra, pero también se puede captar la inspiración del Espíritu Santo poniendo en la boca del predicador las palabras oportunas para la ocasión tan especial. El Hno. Villagra es una bendición especial de Dios para la CBN y para el pueblo de Nicaragua en general. Gracias por compartir este mensaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s