Adela Palma Pomares, su labor evangelizadora y educativa


Gloria Álvarez Zapata

Solo educadores autoritarios niegan la solidaridad entre el acto de educar y el acto de ser educados por los educandos”. Paulo Freire

Oriunda de la comunidad Las Piedras, Rivas, cuna de las rosquillas rivenses y quizás las mejores rosquillas de Nicaragua, nace en 1923, en el hogar del señor Gregorio Palma y Dolores Pomares; es la hija número tres de siete hermanos y hermanos, siendo: 1. Ricardo, 2. José Eusebio, 3. Adela, 4. Josefa, 5. José Benito, 6. Gregorio y 7. José Ramón. Desconoce los motivos que llevaron a su mamá a la preferencia del nombre José en sus hermanos. Había tres hermanos anteriores a ellos: Pedro, Cristina y Hortensia, procreados con otras madres.

 

Su madre, doña Dolores, fue maestra en la Escuela de Reginalda Mejicano, en Rivas, eso fue muy importante para la profesora Adelita, influyó mucho en su formación y vocación desde niña. Su padre era zapatero y luego se convirtió al evangelio, tiempo después fue pastor nazareno. Su presencia fue notoria en la Iglesia Nazareno de La Chocolata, Cárdenas, Buenos Aires. Fundador de la Iglesia Nazarena en El Limón, para esto contó con la colaboración de los pastores Rafael Mayorga y Juan Noguera.

Considera importante que su padre iniciara su labor evangelizadora con la familia, que le acompañaban en la misión de evangelizar a las familias o visitación, a veces bajo la lluvia le acompañaban cubiertos con hojas de chagüite. Ese ejemplo de su padre  en la instrucción cristiana le marca y la hace cambiar sus costumbres y actitudes, de un carácter fuerte a un comportamiento afable, de una dependencia de modas a la sencillez, todo esto sucede en su vida porque Cristo reinaba en ella.

Adela Palma Pomares

 

Estudios

De niña fue muy atenta a las letras: “todo lo que escuchaba de mi mamá en su trabajo, se me pegaba”. De ella recibe sus primeras letras. Fue matriculada en la Escuela Superior Reginalda Mejicano, pasando a segundo grado,  luego fue a la Escuela Superior de Niñas, recuerda a la directora María Ignacia Fonseca y a sus compañeras de estudio: Alba y Esperanza Álvarez,  Leonor Torrente, Antonia Cabrera, Rosa Félix Gutiérrez.

El ir y venir a la escuela implicaba hacer la trayectoria a pie. Al terminar la primaria, recibe estudios de pedagogía y psicología de niños, clases que las impartió el señor Eliseo Amador, quien era inspector de educación y estudió con ella Ana Luisa Barahona, siendo la mamá de Ana Luisa y un hermano de Adelita los que iban a traerlos después de clase, se guiaban con un pequeño foco y un candil, los cursos eran de cuatro a seis de la tarde, tiempos que eran muy sanos.

 

Hizo estudios básicos en el Instituto Nacional Rosendo López (INRL) y estudios en la Escuela Normal, que se ubicaba en el mismo INRL, con modalidad nocturna de cinco a nueve pm. Como compañeros  de estudios en la Normal recuerda a Luz Ruiz, Deyanira González, Josefa Palma, su hermana que también es profesora, Luis Fuerte y Rosa María Pomares.

 

Experiencia académica

Laboró en educación desde antes de recibir estudios básicos en el INRL y en la normal, desempeñándose como maestra empírica en el municipio de Cárdenas y en San Rafael, siendo estos sus primeros lugares de desempeño académico.

Luego fue y dio clases en la primera escuela de los misioneros nazarenos en el municipio de San Jorge,  colabora en la organización de la Escuela Nazareno del departamento de Granada, en su currículum además contempla la Escuela Nazareno de Rivas y la Escuela del Barrio Somoza, en Rivas.

 

Entre sus alumnos y alumnas menciona a Graciela Dinarte, al pastor Héctor Dolores Avilés, las hermanas Martha, Esther, Lila y Antonia Zapata Rivera, Obed Navarro, los hermanos pastor Carlos, Sara y Roberto Villagra, Amadeo Albuquerque, Nicolás Valdez, Filadelfo Arias, Herminia Mayorga, Doris Alguera, Mary y Mirna Alguera y Albertina Lozano.

Su hermana Josefa, o Chepita, cuenta que Adelita fue muy buena profesora, responsable, dedicada y, por muchos años en las evaluaciones o informes del mes de diciembre, siempre obtenía buenos resultados.

 

Adelita

Recomendaciones

En la actualidad es maestra jubilada, realiza labores para Dios. Han pasado muchos años desde su retiro de las aulas de clases, Adelita hace una reflexión de la época de su formación tanto profesional como espiritual y concluye: “los vicios del hombre corrompen el cerebro del ser humano”. Insta a los jóvenes a rescatar los valores morales, el respeto a las personas,  ser responsables en sus estudios y ante todo temer a Dios, con eso tendremos mejores hombres y  muy buenos profesionales.

 Como cristiana, hermana en Cristo, desea compartir las siguientes citas bíblicas: “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.  Fl. 4.12-13

“Prosigo al blanco, al premio de la soberana vocación de Dios en Cristo Jesús”.  Filipenses 3:14: 14.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s