Uniav estudia la albahaca para consumo fresco


TSCA: Elieser José Salazar Solano[1]

Msc: Álvaro José González Martínez[2]

Colaborador: MSc. Jerry Fernández[3]

 

La Universidad Internacional Antonio de Valdivieso, en el marco del quehacer productivo y académico de la Unidad Productiva de Hortalizas, decidió documentar la experiencia del establecimiento, manejo y producción de cultivos de la albahaca, se planteó evaluar algunas variables de crecimiento como altura de la planta, diámetro basal y de copa, cantidad de ramas (primarias y secundarias) y cantidad de hojas con potencial de consumo fresco en la época de verano.

El sabor de las hojas frescas recuerda al del clavo, mientras que las secas se parecen más al del curry.

 

La altura total de las plantas se midió desde la base del suelo hasta la parte apical de la planta con una cinta métrica y la lectura se registró en cm, el diámetro basal se midió en el cuello del tallo de la planta (base del suelo) con un pie de rey (mm).

Para medir el diámetro de copa se realizaron dos lecturas en forma de cruz, siguiendo los puntos cardinales, se utilizó una cinta métrica y la lectura se registró en cm.

Para determinar la cantidad de grupos de hojas verdaderas se contabilizó el número de grupos y cantidad de hojas por planta, en lo relacionado a la cantidad de hojas frescas se cosecharon los primeros cuatro grupos de hojas en cada rama (Kintzios y Makri 2007) y el peso se determinó con una balanza electrónica y la información se registró en gramo.

 

Área evaluada

La recopilación de información de las variables de crecimiento y rendimiento de hojas frescas se realizó 17 plantas establecidas en un área de 10,5m2 con una distancia de siembra de 1m * 0.5m, para un total de 20 000 plantas ha-1.

Las plantas se irrigaron con sistema de riego por goteo.

Al momento del establecimiento se aplicó 5 g de 12-30-10 y después de cada cosecha se fertiliza foliarmente con urea 46%, a razón de 11,4 g lt-1.

Al momento de la segunda cosecha, las plantas presentaron una sobrevivencia del 88,2%.

 

Hallazgos

De acuerdo con los datos promedios de crecimiento se determina que a los 67 días de edad las plantas registraron una altura total de 41,7 cm, este valor se encuentra en el rango de 30-50 cm determinado por Enciso (2004), citado por Moncayo et, al. (2015).

En lo relacionado al diámetro basal y de copa las plantas alcanzaron valores de 10,8 mm y 42,5 cm. respectivamente, para esta última variable Tried y True (S.f) estimaron valores promedios de 25-30 cm.

 

En relación con la cantidad de ramas primarias, ramas secundarias y hojas, las plantas presentaron un promedio de 17 ramas primarias, 48 ramas secundarias, 62 grupos de hojas y 174 de hojas para una media de 2-3 hojas por grupo.

Cuando las hojas de albahaca se cosecha para consumo fresco o seco, se recomienda cosechar los primeros 4 grupos de hojas verdaderas (Kintzios y Makri 2007).

Para nuestro caso esto representó la cosecha del 63% del total de grupos de hojas, lo cual coincide con lo planteado por Tried y True, (s.f.) y Escandón et al. (s.f.), que sugieren no cosechar todo el área foliar de la planta para permitir que esta se regenere.

 

Lo mejor es comer las hojas recién cosechadas y sin cocinarlas

¿Qué cantidad de hojas para consumo?

A los 67 días de edad las plantas de albahaca que correspondió a la segunda cosecha semanal presentaron un promedio de 34,6 g de hojas para consumo fresco por planta (0,61 t ha-1), este valor coincide con lo determinado por Cansing y Santillán (2012), quienes estimaron un promedio semanal de 35,8 g/planta y 33,2 g planta-1  en un estudio donde se evaluó como enmienda de fertilización la aplicación de harina de carne a granel y líquida.

 

Al estimar el rendimiento de las hojas secas molidas como una alternativa potencial de consumo, se determinó un rendimiento entre el 94 y100% de las hojas secas durante el procesamiento, el rendimiento de hojas de albahaca seca en la segunda cosecha semanal correspondió a 4,4g MS planta -1, y el contenido de materia seca fue del 12,6%.

Edafoclimáticos

La albahaca prefiere clima cálido y soleado, suelos ricos en materia orgánica con buen drenaje, PH de 6.0- 7.0, el riego debe de ser el suelo húmedo no mojado, una fertilización adecuada de nitrógeno elevada, moderada de fósforo y potasio. Tried y True, (s.f.)

La textura de los suelos para el cultivo de la albahaca, al igual que las demás variedades debe ser liviana, franca, franca-arenosa o franca-arcillosa, ya que en estas se presenta un mejor crecimiento y desarrollo del sistema radical (Meffca, 2015) con una temperatura entre 7 y 27 ºC, la especie se desarrolla mejor en días largos, a pleno sol. Se puede sembrar directamente o trasplantar al campo (Kintzios y Makri 2007).

 

Planta

La variedad establecida en el área de estudio es Genovese italiana, presenta una altura entre 45-60 cm un espaciado o diámetro de copa de 25.30 cm.

Alcanza su madurez fisiológica a los 80 días (Tried y True, (s.f.))

Raíz semileñosa y perenne, de tallos erectos y ramificados.

Hojas opuestas, ovaladas, pecioladas y, según la especie, ligeramente dentadas.

Peciolo de 1-1,5 cm de largo y 2-3 cm de ancho, de color verde claro y muy aromático, con alto contenido de un acetite volátil y tanino (Kintzios y Makri, 2007).

 

Crecimiento                    

La albahaca (Ocimum basilicum L.) es una planta herbácea aromática de la familia Lamiaceae, originaria de la India (Briseño et al., 2013), es de carácter anual, con tallos erectos y ramificados, frondosa, que alcanza de 0,30 a 0,50 m de altura. Se propaga por estacas o semillas; se reproduce en climas áridos y semiáridos y se relaciona con el fotoperiodo, así como en un gradiente altitudinal de 0 a 1000 m (Enciso, 2004; citado por Moncayo et, al. 2015).

 

Usos

La albahaca se utiliza como condimento y aromatizante en muchos países. El sabor de las hojas frescas recuerda al del clavo, mientras que el de las secas se parece más al del curry; a su vez, las hojas pueden emplearse enteras o partidas, son indispensables para dar sabor a las ensaladas y a las pastas y pizzas típicas de la cocina italiana. Aromatizan también los pescados y asados a base de carne, salsas, croquetas, albóndigas, e incluso patés vegetales. Es una fuente excelente de la vitamina K, hierro, calcio, vitamina A, magnesio, vitamina C y potasio. Estudios científicos han mostrado que la albahaca tiene componentes que interrumpen el crecimiento de algunos tipos de bacteria en la comida, como Listeria monocytogenes, Staphylococcus áureas, y Escherichia coli.

En Inglaterra también es común emplear albahaca en la elaboración de salchichas, aunque se debe tener en cuenta que se debe utilizar siempre con moderación y añadirla solo al final de la preparación, ya que con el cocinado aumenta su sabor (Hogarmania, s.f.). En Nicaragua, la albahaca se cultiva orgánicamente o de manera convencional. Puede cultivarla en su huerto familiar. Lo mejor es comer las hojas recién cosechadas y sin cocinarlas.

[1]Asistente de investigación Uniav-Rivas.

[2]Responsable de la unidad de investigación Uniav-Rivas.

[3]Responsable del área de hortalizas Uniav-Rivas.

Albahaca (Ocimum basilicum L.) planta herbácea aromática de la familia Lamiaceae, originaria de la India.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s