Benemérito Cuerpo de Bomberos de Rivas


Por: Teniente Gonzalo José Barreda Martínez.

En 1956, se funda la sociedad de beneficencia pública con el nombre de Benemérito Cuerpo de Bomberos de Rivas. Se conforma la primera junta directiva al mando del comandante Leónidas Guerra Morice, fundador y primer jefe.

Comandante Leónidas Guerra Morice, fundador de los Bomberos Voluntarios en Rivas.

Fundadores     

Gilberto Rodríguez, Horacio Caldera, Gilberto Valerio,  Ramiro Gámez B., José Dolores Cordón, Salvador Gómez M., Luis Rodríguez, Trinidad Orozco, Manuel Rivera, Paulino Prendis, Agustín Prendis, Horacio López, Alejandro Hurtado, Alfonso Morales, Enrique Cerda, William Lawrence, Julio Arias, Horacio Marenco H., José E. Prendis y Leónidas Guerra M., presidente y comandante primer jefe del Cuerpo de Bomberos de Rivas.

Antecedentes

Los bomberos en Rivas fueron concebidos a finales de los años cuarenta,  por dos clubes, los  Rotarios y el Club de Leones, a ambos pertenecían los hermanos Guerra, Leónidas y Paco;  eran miembros el padre José Luis Zaprico, y el presbítero Federico de la parroquia.

Causa

El capitán Carlos Ronaldo Laguna Estrada al ser entrevistado sobre el origen dice, “mire licenciado en Rivas hace 61 años no habían  cuerpo de bomberos y ante cualquier urgencia venían los bomberos de  Managua, pero cuando ellos hacían presencia ya no había nada que hacer… más que escombreo y el análisis de la causa. Los bomberos de Rivas se fundan por la necesidad que nos apremiaba, el pueblo crecía, así los hogares y el sector comercio”.

Primer cuartel

“El doctor Antonio Valdez, cirujano de profesión, da la idea de hacer el cuerpo de bomberos en Rivas; no había donde se estableciera, con el tiempo don Leónidas Guerra Morice, que era hiperactivo, vio que la casona de madera donde dormía el maquinista y aún había rieles ya estaba para recuerdo, porque no pasaba ningún tren que viajara de San Juan del Sur hacia San Jorge y viceversa. Entonces prestaron la estación del ferrocarril, el patio era del Estado; hoy queda el portón del Poder Ciudadano, antes laboratorio de Upoli y la Cruz Roja, es decir en medio de la cuadra” dice Laguna, periodista, excorresponsal del diario La Prensa,  de radio Corporación  y radio Mundial.

Organización

En primera instancia adoptaron los estatutos  que gozaban  los demás Cuerpos, por supuesto teníamos reglas internas; al poco tiempo fue que asumimos las propias.

Seis años más tarde de la fundación, nos unimos a la Federación de Cuerpos Voluntarios de Nicaragua y un año después a la Confederación.

Rivas fue la cuarta estación de bomberos que se constituyó a nivel nacional; primero Managua, segundo León y tercero Chinandega.

Hemos tenido varios jefes de tropa: el mayor Morales; hubo un guardia de Somoza; el capitán Lawrence y  este humilde servidor.

Nuevo cuartel

El Dr. Antonio Valdez Martínez, un hombre con una mentalidad descomunal, quería que se construyera un hospital para niños donde es la esquina de Cruz Roja, terreno que donó el alcalde de entonces Francisco Gallegos. El alcalde siguiente donó el terreno donde está actualmente el cuartel de los Bomberos a solicitud de Leónidas Guerra Morice. Así las dos instituciones quedaron a la par. Guerra Morice solicita el apoyo a los Rotarios, al Club de Leones y a otras cooperaciones nacionales e internacionales, y se da a la tarea de construir el edificio.

El nuevo edificio fue construido por la compañía de Roberto Lacayo Fiallos y lo diseñó un ingeniero de apellido Sacasa; de tres plantas estratégicamente para observar y resguardar lo mayor posible a la población, como atalaya. Es considerado el más moderno en la región cuatro.

Juramentación de la actual junta Directiva.

Patrimonio

Capitán Carlos Ronaldo Laguna Estrada. Condecorado por la embajadora de Costa Rica.

Se adquieren los primeros vehículos, está de comandante el fundador de Managua Dr. Joaquín Vijil Lejarza, quien trajo a “La nana Pancha”, una pipita de 500 galones que la centrifuga se encendía con una manivela de cran y aquí fue modificada. Luego “La panadera”, una camioneta blanca, marca Ford.  Esos fueron los primeros vehículos que tuvimos.

Comandante Julio Gregorio Áreas Castillo

Civismo

Izábamos la bandera de Nicaragua a las seis de la mañana y la arriábamos a las cinco de la tarde. Cada vez que muere un bombero hay que sonar la sirena, para que los demás compañeros y el resto de la población lo sepan.

Mujeres

La distinción “cruz de fuego” se funda para reconocer el apoyo incondicional de las mujeres a los bomberos en su lucha contra el siniestro. Las primeras mujeres distinguidas por esta loable labor fueron las esposas y hermanas de los voluntarios, quienes dedican su tiempo en venta de alimentos, rifas, etc.

Se les reconoce méritos a Dora Préndis  Q. de Camacho, Bertha Adelina Camacho S., Delfina Camacho, Teresa Córdobas de Pasos, Angélica Centeno P.,  Gloria Mena, Marcelina Mena, Nidia Mendoza, Bilma Mora y Sonia Castellón, entre otras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s