Rescatan “El Sainete de los cacaoteros”, en el 25 aniversario de la revista Nicaraocalli


 Joaquín Talavera Salinas inició el Sainete de los cacaoteros.

Sergio Espinoza Hernández

En el programa cultural se presentó la obra de improvisación “El Sainete de los cacaoteros de Santa Úrsula”, donde los actores fueron los invitados del 25 aniversario de la revista Nicaraocalli, realizado en el Museo de Rivas, el 12 de agosto de 2017.

El Sainete, lleva teatro, música, baile, coplas y bombas, algarabía y mucha gritería. Es jocosa, de carácter costumbrista, con toques de ocurrencia.

El tipo de música, de viento, fue en vivo, con la banda filarmónicos “Becuadro” del maestro Adolfo Avellán López, de San Jorge, con la pieza rivense “Punto guanacasteco”, en tiempo en que la zona ganadera de Liberia era un pedazo sur de Nicaragua.

Las coplas y bombas usadas fueron recopiladas por Agustín Lacayo en su libro “Mi tierra: istmo de encanto”, otras extraídas de la obra de teatro La Novia de Tola que dice: “La que nació para casada, aunque en convento esté encerrada”.

Muchas de las coplas fueron creadas en fiestas de campiñas, nacieron en lo rural y permanecieron en lo urbano que se constituía, que ahora son parte del folclor rivense.

Técnica teatral: Suena la música, sale de la mesa el primer invitado, baila con las manos extendidas, con pasos sencillos, hasta donde está el micrófono, espera que termine el trozo de pieza y dice ¡bomba!, seguido, declama una copla: “bien dijo la mula al freno, aquí se quebró la taza, el vaso está lleno, todo el mundo a su casa”, arranca nuevamente la música y regresa bailando hasta su sitio.

La creatividad da pie a improvisar coplas alusivas al tema de la actividad, como la que dijo Joaquín Talavera “la actividad cultural, contribuye a la rivensidad, la revista Nicaraocalli, orgullo de mi ciudad” o la que dijo el teatrista Salomón Alarcón: “soy leones que no fui invitado y ni número me dieron, pero conmigo se jodieron, porque vengo a saludar a mis amigos rivenses, que dieron origen a la nicaragüanidad”; como síntesis de la actividad y los objetivos alcanzado en El sainete de los cacaoteros de San Úrsula, como comedia.

El teatrista Salomón Alarcón Lindo con dominio de escenario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s