Gloria Gabuardi: poeta del amor, extraordinaria mujer


Leonel Lacayo Maliaño

Gloria Gabuardi

Gloria Gabuardi Ibarra nace en Managua, en 1945. Poeta y artista plástica. Miembro del Centro Nicaragüense de Escritores, miembro fundador de la Asociación Nicaragüense de Escritoras. Doctora en derecho. Actualmente ocupa el cargo de secretaria ejecutiva del Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua.

Gloria pasó la mayor parte de su infancia en Rivas, adonde su madre la enviaba junto a sus hermanos por las constantes carceleadas que sufría su padre, por ser antisomocista. “Pero no puedo decir que tuve una niñez triste, mi papá siempre me compraba libros. Como era de izquierda todos eran rusos, también era un enamorado de Pablo Neruda, de Evita Perón. Crecí con esas lecturas”, señala la poeta.

Festival

Podría decirse que Gloria Gabuardi es el motor del Festival Internacional de Poesía de Granada (FIPG), tan reconocido a nivel internacional, por esa fiesta literaria, la más grande de Centroamérica y del mundo, un evento cultural dedicado a la poesía celebrado anualmente a mediados de febrero en la ciudad de Granada, desde el año 2005 y que reúne durante una semana a decenas de reconocidos poetas provenientes de todo el mundo. Ella, dice el poeta Erick Blandón, “no espera los reflectores para hacerse presente, sino que cuando se apagan las luces allí está Gloria, dándole sentido al trabajo que hace posible la continuidad y el éxito que ha alcanzado el festival”. Si bien no figura públicamente, es la coordinadora de todos los trabajos del festival junto con el presidente de la junta directiva del FIPG, el poeta Francisco de Asís Fernández, conocido cariñosamente como “Chichi” Fernández.

La poesía, asegura Gabuardi, contribuye a fomentar la paz en el mundo, “es ese un canal de expresión para unir a todas las naciones, un ejemplo de esto es la realización del Festival Internacional de Poesía en Granada, donde nos reunimos anualmente poetas de todos los continentes, poetas de todo el mundo”.

Los poetas de Rivas nos hemos encontrado con Gloria en el festival, porque en el programa de las actividades está la visita a los municipios, Rivas está incluida; por tal motivo, la revista Nicaraocalli junto con el Movimiento Artístico Cultural Álvaro Urtecho, hemos dado a conocer la poética rivense. Iniciamos con el VIII Festival Internacional de Poesía capítulo Rivas en homenaje al gran poeta bonaerense Alberto Ordóñez Argüello en 2012, seguidamente al poeta José Cruz Muñoz; en el 2014 al poeta Pablo Jiménez Román, en 2015 en vida se lo dedicamos a la poeta rivense Juana Vargas Tejada y en 2016 en vida al poeta y escritor Agustín de Jesús Lacayo Vanegas. Este año salimos fuera de Rivas y lo hicimos en San Juan del Sur, dedicado al poeta Francisco Urcuyo Maliaño y al escritor Efraín Martínez Urtecho.

 

Revelación

Gloria Gabuardi  con su primer libro titulado “En defensa del amor”, 1982, se da a conocer como poeta, merecedor del premio Ricardo Morales Avilés de la Unión de Escritores de la  ASTC. En la presentación del libro dice que su poemario es “… experiencia, nostalgias, afectos y esperanzas, se congregan aquí con voz segura y alta. Poesía femenina del más ascendente tono lírico y épico a la vez”.

Gloria cuenta que cuando conoció a Francisco de Asís y a su padre Enrique Fernández Morales, Ernesto Mejía Sánchez y Carlos Martínez Rivas,  al escuchar sus poesías fue impactante para ella, porque le fueron indicando cómo se escribía, cómo se hacía la escritura, el poemario. Ellos fueron una gran enseñanza en su vida y juventud. Así nació su primer libro “En defensa del amor”, texto que narra parte de su vida y sentimiento.

Para ella, la magia y el rigor en la palabra son factores muy importantes a la hora de escribir y lo atribuye a su desarrollo, al entorno en que vive, rodeada de grandes artistas como Fanor Téllez, Jorge Eduardo Arellano, Julio Valle y Francisco de Asís Fernández, etc.

Gloria Gabuardi lee sus poemas en la clausura del Festival.

Dos poemas tomados de su libro “En Defensa del Amor”:

 

MIS RECUERDOS

Como llaga y carne

como relámpago y sus días de calma,

en el último rincón de mis pupilas,

los guardo uno a uno

los camino siempre

como viajera inagotable:

cada piedra, cada hoja, cada canción.

¡Hay vida, rica mía, cómo me dueles!

 

SOMBRA

A veces sumergida

esculcando los rincones

te encuentro ahí

como una hiedra

robándoteme todo

deteniendo el camino de las cosas al olvido.

 

“Mástiles y Velas”

El poeta  Álvaro Urtecho, el rivense universal, escribió sobre “Mástiles y Velas”, el segundo libro de Gloria Gabuardi en este tono: “Caminata, navegata, navegación, vuelo de la imaginación una vez soltada el ancla de la nave que nos invita al sueño, a la belleza, a la ebriedad, a la locura que es también la utopía como quería Erasmo de Rotterdam. Así la poeta navegante convoca solo a las sombras de los mitos antiguos y modernos sino a los paisajes solares y lunares del planeta. Rurales u urbanos con todo su mítico esplendor”.

Para la poeta Nidia Palacios en “Mástiles y velas” es el poemario que tiene como subtítulo, “Poemas de amor”, este sentimiento universal que mueve al mundo, es el tema núcleo de la poesía de Gabuardi. Glorifica su cuerpo, orgullosa de ser mujer. En él anida un ser que se desborda lleno de sueños, pese al tiempo que todo lo destruye y a pesar de que el dolor y el vacío la rodean. Ella se aferra a la barca del sueño y navega en el mar tempestuoso de la vida, elaborando poemas, pariendo hijos y desafiando las convenciones.

Para el escritor nicaragüense; máster en literatura hispanoamericana y de Centroamérica Víctor Chavarría, “las dimensiones del territorio poético de Gloria Gabuardi son las dimensiones de su canto, el cual parte de ella misma, del paraíso que es su cuerpo y viaja por la ruta del corazón” impulsada por los motores de su barco, es decir, sus sueños, su vida y la vida y los frutos que ha dado ese paraíso, a los que también los hace poesía y ella misma se vuelve Venus de Milo, Cleopatra, Afrodita

Ya lo dijo Jorge Eduardo Arellano, a los treinta años Gloria Gabuardi encontró un nuevo amor: el canto”.

La poeta Michélle Najlis la recuerda como una mujer exótica, valiente y siempre alegre. “La imagen que se me viene, es la de esa mujer con ese cabello bellísimo”, dice Najlis.

El amor y la libertad son las banderas líricas de la poeta Gloria Gabuardi del exilio, sus libros, sus ideas y la poesía son un compromiso social con Nicaragua, a la que ha dedicado sus obras y su vida, al grito de ¡viva la poesía!

“Un talento humano que se alimenta con la vivencia, el amor y grandes temas sociales”, así describe Gloria Gabuardi a la poesía. Así nos abre la puerta de su reino interior en este poema:

 

En el recuento de esta vida

 

He buscado la luz que Dios me dio,

en el corazón del ser humano.

He encontrado la trascendencia de la soledad,

la palidez del follaje al amanecer,

la penumbra que deja un día triste

y la ternura exquisita de una tarde de silencios.

Yo he dormido con el corazón entre las manos,

y he caminado al horizonte donde esa luz alumbra.

He oído apagarse el eco de la noche

y he querido atrapar el tiempo y sus distancias.

Soy viajera en este barco

y siempre he tenido un cielo con presagios.

A veces grito mi nombre: Gloria….

y escucho dulcemente el batir suave

del limonero de mi casa.

Todo es tan hermoso como el sonido de una castañuela

“Gloria a Dios en las alturas”….

y se conmueve y susurra mi jardín

y pasa el viento cadencioso en su plegaria,

la plegaria del sol al penetrar las tardes en el mar.

En el recuento de esta vida

paso esta página en limpio

y marco presurosa mi imaginado territorio.

 

“De Mástiles y velas” esta muestra titulada:

 

Mujer

Gloria en el II Festival.

 

Soy mujer, luna y nube.

Pelo al viento y ojos a la vida.

Soy mujer, simplemente mujer.

Cotidiana de gloria o de agonía,

acuario con el movimiento de los astros,

feudal en el amor y planetaria.

Soy Selene, Venus, Nube con pantalones;

en eterna búsqueda del cielo o del infierno,

de infame y celoso corazón,

carne sagrada de mi carne,

mujer desde las yemas de mis dedos

hasta la última gotita de mi sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s