Refugio de Vida Silvestre La Flor


Marcos Casanova Fuertes*

En el departamento de Rivas, exactamente a 25 km al suroeste del puerto San Juan del Sur, comunicado por una carretera de todo tiempo, en la zona costera del Pacífico sur de Nicaragua, está ubicado el Refugio de Vida Silvestre La Flor, declarado como tal en 1996, según el artículo 163 de la Ley General del Medio Ambiente.

Extensión

Su extensión es de 7,349.70 ha, de las cuales 525.68 son terrestres y 6,824.02 ha son marinas. La zona de amortiguamiento tiene 17,300.27 ha, de ellas 13,076.84 ha están en el mar.

El área comprende la bella y extensa playa, que de igual forma se le denomina La Flor,  tiene forma de una abierta herradura y mide 1,500 metros de largo. Se extiende entre los cabos de Brasilito y La Flor”.

Ecología

Su atractivo y potencial turístico, científico y académico no es únicamente por lo majestuoso del lugar o por su belleza escénica. La Flor es una de las dos únicas playas en el Pacífico de Nicaragua donde durante las noches de agosto a noviembre se dan desoves masivos de tortugas paslama (Lepidochelys olivacea). Se han contado “arribadas” de hasta tres mil tortugas desovantes.

La Flor,  “área física extensa de ecosistema de bosque seco tropical que sirve de refugio de especies, ofrece hábitat para poblaciones de la vida silvestre residentes migratorias y en peligro de extinción, las cuales generan beneficios ambientales tanto nacional como regional”.

Mangle

Se encuentra el último reducto de manglar de la franja costera Pacífica. Lo componen tres pequeños estuarios de media a un tercio de manzana de mangle rojo, negro (palo de sal), mangle blanco botoncillo.

Se ha observado un total de 75 especies faunísticas identificadas, de las cuales el 77% son de flora y 23% pertenecen a la fauna. Nueve de las especies se encuentran en los listados Cites.

Clima

Según datos del Marena, “la temperatura en la playa oscila en 28° centígrados, la precipitación anual es de 1,500 mm3. Hay dos zonas climáticas: tropical seco y tropical transición a húmedo.

 Composición arbórea

Se encuentran los componentes arbóreos como niño muerto (gallito), guayabillo, trichilia, güiligüiste, genízaro, quebracho, cornizuelo, guanacaste negro, cortés, madero negro, gavilán, pico de lora, matapalo, higerón, melero, ñámbar, pochote, guácimo de ternera y roble (macuelizo).

En el sotobosque formado por arbustos y herbáceas son frecuentes escoba pachona, chan, ron ron. Subsiste bosque de galería en los ríos La Flor y Escameca. Sobre los farallones rocosos junto al mar, prevalece el bosque seco.

Fauna

Se captura especímenes como el pez vela y el marlin. Hay una extensa población de aves marinas, pelícanos cafés y fragatas o viudas de mar. En el litoral hay crustáceos, moluscos, etc. Es frecuente la serpiente marina Pelamys platurus y delfines bufeos.

Se observa monos congo y cara blanca, loras, ardillas, garrobos, iguanas, palomas pataconas y codornices. En los manglares hay cangrejos tiguacal, en las playas caballero (moro) y sobre las costas rocosas cangrejos peludo.

Plan de Manejo

Mediante la resolución ministerial 114.12.2016, la ministra de Marena, Juanita Argeñal Sandoval, el 28 de diciembre del 2016 aprobó la actualización del Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre La Flor, el cual fue publicado en La Gaceta Diario Oficial N° 86 del 10 de mayo del 2017.

El plan de protección y manejo es un instrumento técnico necesario para la adecuada gestión de protección y gestión medioambiental del refugio, y es un requisito establecido en el Reglamento de Áreas Protegidas de Nicaragua, Decreto N° 01-2017.

Zonas de manejo

 El plan de manejo establece para las áreas protegidas (AP) las siguientes Zonas:

Un componente terrestre del refugio, dividido en tres zonas de manejo: zona de conservación costera, zona de conservación de la biodiversidad y zona de ecoturismo regulado.

La zona de amortiguamiento del componente terrestre se divide en dos subzonas: La subzona de producción sostenible y la sub zona de protección hídrica.

El componente marino del refugio, corresponde a dos zonas de manejo: La zona de conservación de recursos marinos y la zona de amortiguamiento marina, la que se divide en dos sub zonas: subzona de protección de especies migratorias marinas y subzona de protección de especies marinas menores.

Actividades permitidas

Realizar programas de vigilancia y control (guardaparques); establecer infraestructura con fines administrativos de vigilancia, investigación, monitoreo, educación e interpretación ambiental; realizar investigaciones científicas de los recursos naturales con autorización  del Marena; desarrollar actividad ecoturística de bajo impacto; implementar procesos de sensibilización y educación ambiental; ingresar y transitar previa autorización y realizado el pago correspondiente; desarrollar la actividad de visitas turística en compañía de un guía local autorizado por el Marena y certificado por Intur: permitir visita a docentes y estudiantes; permitir la actividad de pesca artesanal, cumpliendo con las normas técnicos legales establecidas por Marena e Impesca; permitir el buceo recreativo o de contemplación.

No permitidas

La exploración y explotación de hidrocarburos; la cacería de fauna silvestre; usar explosivos, sustancias venenosas y pesticidas; extraer sin autorización material genético; establecer infraestructura sin autorización; extraer madera; establecer plantaciones forestales.

Fuentes consultadas

Constitución Política de la República de Nicaragua, Artículo 60.

Ley 290. Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo. Artículo 28.

Texto de la   Ley   N° 217-647,   “Ley General del Medio Ambiente y los Recursos    Naturales” con sus reformas incorporadas. Publicadas fundidas en un solo texto en La Gaceta N° 20 del 31 de enero del 2014. Artículo 21.

Decreto No. 01-2007, Reglamento de Áreas Protegidas de Nicaragua, aprobado el 8 de enero del 2007, publicado en La Gaceta N° 8 del 11 de enero del 2017. Artículos 33/42.

Resolución Ministerial del Marena N° 014.11. 10 aprobar la Guía Metodológica para la Elaboración de los Planes de Manejo en Área Protegida, aprobada el 18 de noviembre de 2010, publicada en La Gaceta No. 107 del 10 de junio del 2011.

Resolución ministerial del Marena N° 114.12.2016. Aprobar el  Plan de Manejo del Refugio de Vida Silvestre La Flor, publicada en La Gaceta Diario Oficial N° 86 del 10 de mayo del 2017.

 

*Abogado y notario

especialidad en temas de propiedad,

legislación ambiental y turística

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s